12 mar. 2014

TUMORES

 (LH-2) Son falsos crecimientos. Si a una ostra le entra un granito de arena, para protegerse lo rodea de un revestimiento duro y brillante. Somos nosotros quienes lo llamamos «perla» y lo consideramos hermoso. Si nos encarnizamos con una vieja herida, la cultivamos y no la dejamos cicatrizar, con el tiempo se convertirá en un tumor. Es como pasar una vieja película.
Y creo que la razón de que las mujeres tengan tantos tumores en el útero es que se centran en un golpe emocional que ha afectado a su feminidad y lo cultivan.
Es lo que yo llamo el síndrome de «Él me ha dañado.» El hecho de que una relación se acabe no significa que nada ande mal en mí, ni disminuye mi valor intrínseco. Lo que importa no es lo que sucede, sino cómo reaccionamos ante ello. Cada uno es responsable en un ciento por ciento de sus experiencias.
¿Qué creencias sobre usted mismo necesita cambiar para atraer a su ámbito vital formas de comportamiento que expresen más amor? (por Louise L Hay.) tomado del capitulo 14, del Libro Usted puede Sanar su Vida. «Con amor escucho los mensajes de mi cuerpo.
- Estoy convencida de que nosotros mismos creamos todo lo que llamamos «enfermedad». El cuerpo, como todo en la vida, es un espejo de nuestras ideas y creencias.
El cuerpo está siempre hablándonos; sólo falta que nos molestemos en escucharlo. Cada célula de su cuerpo responde a cada una de las cosas que usted piensa y a cada palabra que dice. Cuando un modo de hablar y de pensar se hace continuo, termina expresándose en comportamientos y posturas corporales, en formas de estar y de «mal estar».
 La persona que tiene continuamente un gesto ceñudo no se lo creó teniendo ideas alegres ni sentimientos de amor. La cara y el cuerpo de los ancianos muestra con toda claridad la forma en que han pensado durante toda una vida. ¿Qué cara tendrá usted a los ochenta años?
 En este capítulo no sólo incluyo mi lista de «modelos mentales probables» que crean enfermedades en el cuerpo, sino también los «nuevos modelos o afirmaciones mentales» que se han de usar para crear salud, y que ya aparecieron en mi libro Curar el cuerpo.
Además de estas breves enumeraciones, me detendré en algunas de las afecciones más comunes, para darles una idea de cómo nos creamos estos problemas. No todos los equivalentes mentales son válidos en un ciento por ciento para todos.
Sin embargo, nos servirán como punto de referencia para comenzar a buscar la causa de la enfermedad. E
n Estados Unidos muchas personas que trabajan en el campo de las terapias alternativas usan mi libro Curar el cuerpo en su trabajo cotidiano, y encuentran que las causas mentales explican entre un noventa y un noventa y cinco por ciento de los casos.

 QUISTES – TUMORES (Significado) – Pautas y actitudes mentales acumuladas por largo tiempo. Esquemas mentales fijos. SOLUCIÓN POSIBLE: Reconocer la pauta y actitud negativa, transformarla día a día. Estar abierto a nuevas realidades.

TUMORES CRANEALES Conflicto: Relacionados con las preocupaciones obsesivas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario