12 abr. 2011

EL EFECTO DE LA LUNA EN NOSOTROS

La luna nos influye en nuestro estado de ánimo, varía nuestra vitalidad, capacidad intelectual, sensibilidad, etc. Su ciclo de 28 días, que es la duración de una vuelta completa alrededor de la tierra, afecta con la vibración específica según la fase en que se encuentra.
Generalmente las personas no conocen las fases lunares, su significado e importancia en el cotidiano vivir, de hecho muchos sólo conocen la luna llena porque la asocian con imágenes románticas, el hombre lobo y otros cuentos. Bien, ahora aprenderás a distinguir y diferenciar cada fase lunar, y podrás saber cómo utilizar la energía que se le asocia.
Las fases lunares tienen su origen en el continuo movimiento del Sol, la Tierra y la Luna. Son cuatro, duran siete días en promedio y en su conjunto completan un mes lunar de 28 días y medio, aproximadamente. Los meses lunares son trece, su punto de partida siempre será el día de luna nueva. En las cartas del Tarot 13 es el número del Arcano que representa la Muerte, el fin natural de un ciclo, la posibilidad de trascender, resurgir, renacer, resucitar a otro nivel de experiencia, cambio y evolución, siempre que se reciba con los brazos abiertos y la conciencia despierta.
SIMBOLISMO ESOTÉRICO
Una explicación esotérica de las lunas puede ser dada a través del simbolismo del Tarot y de la Numerología. En las cartas del Tarot el 13 es el número del Arcano que representa la Muerte, es decir, el fin natural de un ciclo, la posibilidad de trascender, resurgir, renacer, resucitar a otro nivel de experiencia, señala cambio y evolución siempre que se reciba con los brazos abiertos y la conciencia despierta.
En resumen, cada nueva luna trae la posibilidad de un nuevo comienzo, una nueva experiencia, un ciclo diferente o la oportunidad de hacer las cosas de otra manera. Por si fuera poco todo este simbolismo nos indica que también debemos tomar en cuenta que cada lunación se colorea e impregna de las típicas características del signo donde ocurre, otorgándole a cada Luna un sentido y una dirección específica.

El poder de la LUNA
Desde tiempos ancestrales, la Luna ha significado mucho más que un astro que nos cautiva con su brillo en las noches. Ha sido objeto de supersticiones, incógnitas, inspiración y leyendas.
El misterio que despierta ha seguido latente hasta nuestros días. Muchos agricultores todavía se dejan guiar por sus fases para los momentos de siembra y cosecha. A su vez, hay quienes aseguran que es durante la luna llena cuando surgen más accidentes y suicidios, confiriendo a este satélite natural cierto dominio sobre nuestra psiquis.
Algunas creencias han motivado a la comunidad científica a realizar diversos estudios respecto a la supuesta influencia que ejerce la luna en la naturaleza. Se ha comprobado que la marea varía según la fase lunar. También, que existen variaciones en la presión atmosférica y oscilaciones en la intensidad del campo magnético. Incluso, se ha observado que afecta los procesos metabólicos en los organismos vivos y la conducta del ser humano.
Sin embargo, todavía sigue siendo objeto de estudio las verdaderas causas que propician tales fenómenos. En el caso específico de la influencia psíquica, la comunidad científica todavía clasifica tales observaciones como especulaciones o supersticiones. En muchas de las investigaciones, las razones para esta conclusión descansan, más bien, no en el hecho de que no se observen ciertos cambios en el comportamiento humano, sino, en que no existe data suficiente que permita darles seriedad a tales aseveraciones.

LA INFLUENCIA PSIQUICA
Durante siglos, diversas culturas le han dado cierto aire de misticismo y poder a la Luna. “La naturaleza es sabia”, “El Universo nos ofrece en todo momento lo que necesitamos para nuestro progreso y la Luna es uno de esos recursos naturales”. Este satélite “influye en nuestro campo áurico o energía”. De hecho, por eso no es casualidad que se trate de “uno de los elementos que se utiliza en la astrología”.
De acuerdo con el conocimiento que se tiene sobre este astro, “la luna nueva es la que mayor influencia positiva ejerce en el ser humano”. Por el contrario, “el cuarto menguante y la luna negra son las menos favorables”.
Si observamos y prestamos atención a la influencia de la Luna, podemos tomar ventaja para mejorar nuestra salud física y espiritual”. De esta manera, “abrimos las puertas para que su magia nos ayude en nuestro diario vivir”.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario