3 abr. 2014

CONVULSIONES

Louise L. Hay: Causa probable: Deseo de huir de la familia, de uno mismo, o de la vida.
Nuevo modelo mental: El Universo es mi hogar y me siento a gusto en él. Estoy a salvo y segura; entiendo.

LISA BOURBEAU

BLOQUEO FÍSICO: Se dice que una persona padece convulsiones cuando la afectan movimientos involuntarios y bruscos acompañados generalmente de una pérdida de la conciencia. La persona en estado de convulsión agrede a su cuerpo.

BLOQUEO EMOCIONAL: Cualquier persona que agrede a su cuerpo de esta forma también se agrede en los planos emocional y mental. Siente mucha agitación interior. Generalmente se ha reprimido mucho ante otro y esta violencia que no se permite expresar se vuelve contra ella. Si estas convulsiones se manifiestan en un niño pequeño, no se debe considerar inverosímil que tenga esta violencia reprimida dentro de sí. Recuerda que ese niño es un alma que llega con muchos recuerdos impresos en sus cuerpos emocional y mental.

BLOQUEO MENTAL: Si padeces convulsiones tu cuerpo te dice que no puedes seguir reteniendo esa violencia interior. Debes saber que es normal que un ser humano experimente cierta violencia interna, pero debemos aprender a canalizarla en forma positiva y a equilibrarla. Los estudios psicológicos nos dicen que la violencia forma parte de nuestra voluntad de vivir y de sobrevivir. No tienes obligación de mostrar permanentemente una imagen de dulzura para responder a las expectativas de los demás, para complacer a alguien o para que te quieran más. Debes respetar tus límites y no acumular, porque de este modo te haces daño. Ámate a ti mismo y los demás te amarán. Si es un bebé o un niño quien sufre de convulsiones, te sugiero que le leas lentamente esta definición, explicándole que toda enfermedad o malestar viene del interior de sí mismo. Los niños no comprenden estas cosas mentalmente, pero lo hacen a nivel del sentimiento y a nivel energético. Así lo integran muy rápidamente. En general, los procesos interiores se realizan más fácilmente en los niños que en los adultos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario